Ubicación

El Hotel Delizia se encuentra en Milán, cerca de corso XXII Marzo, en una zona tranquila, bien provista de servicios, locales y tiendas, donde puede irse de compras a precios accesibles para todos. El hotel está a dos cientos metros de la estación de Milán Dateo, desde donde se llega a la Feria de Milán Rho en apenas veinte minutos.

Cómo llegar

Bien comunicado con la Stazione Centrale, el aeropuerto de Linate y la tangencial este, el Hotel Delizia es la residencia ideal para los que deseen moverse cómodamente por Milán. El hospital Macedonio Melloni, la clínica Igea y el Istituto Nazionale Tumori resultan fácilmente accesibles, así como las importantes zonas de la feria Milanocity y Nuova Fiera Milano; las prestigiosas sedes de la Università Statale, del Politecnico y de la Città degli Studi están a pocos kilómetros. Desde el hotel también se puede acceder fácilmente a los tribunales del Palazzo di Giustizia de Corso Porta Vittoria.

En avión

El aeropuerto de Linate está a 6,5 km; tome el autobús número 73 y bájese en la parada ‘Campania’ de viale Corsica; el Hotel Delizia está en la cercana via Archimede, en el número 86. Está disponible un servicio de taxi. El aeropuerto de Malpensa está a 55 km; tome el tren de Ferrovie Nord Milano en la terminal 1 del aeropuerto y bájese en la estación de tren de Milano Cadorna; al llegar a la estación, tome la línea de tranvía nº 27 y bájese en la primera parada de viale Corsica; el Hotel Delizia se encuentra a 200 m, en via Archimede 86.

En tren

Al llegar a la Stazione Centrale de Milán, tome el autobús número 60 y baje en la parada Bronzetti, cerca del Hotel Delizia, en via Archimede 86. Como alternativa, el 92, saliendo de la estación a la izquierda, hace parada en la vía Pergolesi enfrente de los autobuses de enlace del aeropuerto. Hay que bajar en el Viale Piceno, cerca de la esquina con la Vía Archimede, donde se encuentra el hotel. Está disponible un servicio de taxi.

En coche

Recorra la tangencial este de Milán y tome la salida en dirección al centro por viale Forlanini; continúe recto hasta enfilar Viale Corsica; 800 m más adelante, enfile, a la derecha, viale Campania; gire en la segunda calle a la izquierda: es via Archimede, en cuyo número 86 le espera el Hotel Delizia.

¿Qué ver?

En Milán, el Hotel Delizia disfruta de una ubicación estratégica, en las inmediaciones de San Babila y Piazza del Duomo, donde se puede contemplar la imponente estructura gótica de la catedral y su Madonnina dorada, situada a más de cien metros de altura, uno de los símbolos de Milán.

A poca distancia se encuentran las iglesias de Sant’Ambrogio y de Santa Maria delle Grazie; en el refectorio de esta última se conserva el célebre fresco de La Última Cena, una de las obras maestras de Leonardo Da Vinci. Si le gusta la obra de su autor, no deje de visitar el Museo della Scienza e della Tecnologia: expone sorprendentes modelos de las máquinas que el artista diseñó hace nada menos que cinco siglos.

Si ama el arte y la cultura, Milán no le defraudará: la Pinacoteca Brera, la Rotonda della Besana y Palazzo Reale son tres paradas obligadas para quienes deseen contemplar las maravillas de la pintura del pasado y algunas de las más interesantes exposiciones internacionales de los últimos años. En el Castello Sforzesco, no se pierda el interesante Museo di Storia Contemporanea en el lujoso marco de la antigua residencia de los Duques de Milán.

Ir de compras

Alojarse en uno de los hoteles de 2 estrellas de Milán cercanos al centro ofrece a todos los amantes de las compras unas posibilidades verdaderamente estimulantes.

Milán es, en efecto, una de las capitales del fashion system mundial, capaz de encantar y seducir gracias a la fascinación de las boutiques de via Montenapoleone y via della Spiga y los talleres de via Sant’Andrea: espléndidos escaparates de alta costura con vestidos de grandes marcas y una atmósfera verdaderamente irresistible.

Si desea, en cambio, aprovisionar su armario sin renunciar a la calidad pero gastando menos, paséese por Corso Buenos Aires hasta Porta Venezia: encontrará todas las grandes cadenas mundiales de moda y más de 300 tiendas.

Para divertirse

Milán es una ciudad animada, siempre lista para ofrecer a sus huéspedes momentos de diversión y relax. Famosa por el cabaret del Zelig y el Teatro Ciak, la ciudad tampoco se olvida de los amantes del cine, que llenan los modernos cine multisala Colosseo y Metropol. Quienes busquen un buen restaurante pueden visitar el barrio de Brera o la zona de Sempione, o bien el barrio de Isola. Si desea escuchar buena música en directo, acérquese a Navigli y entre en uno de los locales, y recuerde que no muy lejos de su hotel Rolling Stone presenta la música de los grupos de rock internacionales más interesantes. En Corso Como se encuentran las discotecas de moda, frecuentadas por futbolistas, personalidades televisivas y modelos, mientras que Plastic y Atlantic hacen bailar a Milán al ritmo de la transgresión. ¡Vaya adonde vaya, no se aburrirá!